Chelo, una vida repartiendo premios

Es una de nuestras vendedoras más queridas y cuenta con una trayectoria de más de quince años en nuestra sala, pero sigue viniendo a trabajar con la misma ilusión y alegría del primer día.

Aunque ella tiene raíces andaluzas, se mudó a Madrid para probar suerte en la gran ciudad. Y desde aquel momento, Las Vegas se convirtió en su segunda casa.

Durante todo este tiempo, Chelo ha visto pasar a muchos rostros conocidos, ha vivido fiestas para el recuerdo y ha abierto camino en un mundo que hace muchos años se consideraba territorio vedado a los hombres.

“Por esta sala han pasado grandes personalidades, mucha gente famosa que acudía a jugar y pasar un buen rato”, nos explica.

“Yo siempre he disfrutado de las fiestas que se han hecho, porque esos momentos tenían una química especial”.

Chelo es alegre y explica sus vivencias entre cartón y cartón, mientras reparte suerte a unos clientes que con el paso de los años se han convertido en mucho más que eso.

“Al final, todo esto se convierte en una gran familia. Te preocupas por sus problemas y participas de las alegrías de la gente”.

Pese a que es una de las veteranas del lugar, Chelo sólo piensa en seguir trabajando y disfrutar del clima único que se vive en Las Vegas.

“Quiero invitar a todo el mundo que lea esto a que conozca nuestra sala y nos visite. Yo les estaré esperando con los brazos abiertos”.